Toneladas de basura electrónica se acumulan en la tierra

El Global E-waste Monitor 2017, reporte elaborado por la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), la Unión Internacional de Telecomunicaciones y la Asociación Internacional de Residuos Sólidos, informa que en 2016 se generaron 44.7 millones de toneladas de basura eléctrica y electrónica, 5 % más que dos años atrás. Los expertos prevén un incremento del 17 % para 2021.

Cada año se fabrican millones de aparatos eléctricos y electrónicos: aspiradoras, microondas, cámaras de video, juguetes eléctricos, lavadoras, refrigeradores, televisores, teléfonos móviles, computadoras. El peso anual de esta producción equivale a 4 400 torres Eiffel. Cuando se acaba la vida útil de estos aparatos se convierten en basura.

Hay aparatos especialmente problemáticos. Con una población de más de 7 000 millones de personas, el informe destaca que existen cerca de 7 700 millones de teléfonos móviles activos. Su ciclo de vida promedio en Estados Unidos, China y las principales economías de la Unión Europea es cada vez menor, actualmente entre un año y medio y dos años.

Australia y Nueva Zelanda generaron 17 kg de basura electrónica por persona en 2016, el nivel más alto dentro de las agrupaciones regionales. Los países asiáticos produjeron 4.2 kg de residuos por persona, pero dentro de este grupo los volúmenes varían mucho en sus diferentes subregiones. Por ejemplo China, Hong Kong y Singapur produjeron en promedio 18 kg por persona, mientras que Afganistán y Nepal prácticamente cero. En total esta región es responsable del 40 % de los residuos electrónicos mundiales.

En los países en desarrollo los desechos electrónicos son manejados por el sector informal, a menudo a costa de la salud de los trabajadores, que no suelen tener los equipos ni los cuidados necesarios.

En promedio sólo el 20 % de los desechos electrónicos de 2016 se recogió y recicló, a pesar de contener oro, plata, cobre, platino, paladio y otros materiales recuperables de alto valor. Alrededor del 76 % terminan incinerados, en basureros, reciclados en operaciones informales o almacenados en los hogares, todo con enormes costos para la salud, ya que estos residuos contienen compuestos tóxicos.

Europa fue el segundo mayor generador de desechos electrónicos, con un promedio de 16.6 kg por habitante, pero el continente tiene la tasa de reciclaje más alta del mundo, equivalente al 35 %.

Los autores del informe sugieren intensificar los esfuerzos para mejorar el diseño de equipos eléctricos y electrónicos para facilitar su reutilización y reciclaje, así como el reciclaje de productos viejos, y dar un mejor seguimiento a los desechos electrónicos y el proceso de recuperación de sus componentes.

 

Texto tomado de la sección "Ráfagas" de la revista ¿Cómoves? en su edición No. 231

 

 

Rate this item
(0 votes)
Last modified on Viernes, 23 Febrero 2018 17:54

Related items

1 comment

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

© 2018 Faraday News es un proyecto de Divulgación de Ciencia apoyado por la Secretaría de Desarrollo Económico de Tlaxcala y CONACYT.